¿Buscas información sobre Voley-playa: ¡Broncéate divirtiéndote!? Aquí tienes la respuesta.

Voley-playa: ¡Broncéate divirtiéndote!

voley-playaJugando todos los días un partido de voley-playa puedes conseguir terminar el verano con un cuerpo espectacular. Con un abdomen plano, sin grasa, con unos hombros moldeados y con unos glúteos de película.

La instalación para la práctica del Voley Playa se limita, básicamente a dos postes, una red y un cuadrado de 8 por 16 metros, y por supuesto LA PLAYA.

Esta variante del voleibol es ideal para los que no aguantan tumbarse en la playa sin hacer nada y desean pasárselo bien poniéndose morenos y en forma al mismo tiempo.

Fundamentalmente lo juegan dos parejas en la modalidad más utilizada de 2×2, si bien se puede practicar con diferentes fórmulas, aumentando el número de componentes por equipo hasta aquellos que en cada momento nos parezca apropiado.

Quien consigue hacer caer el balón en el campo contrario o que éste lance el balón fuera de nuestro campo se adjudica un punto. De esta forma tan sencilla se desarrolla un juego que consigue, sin material especial, ya que sólo se necesita un bañador para su práctica, amenizar las horas de playa al tiempo que mantenernos en forma mediante el ejercicio físico que nos exige.

El sistema de puntuación oficial sigue siendo el tradicional del voleibol, “acción-punto“. Normalmente se juega a dos set ganados de 25 puntos cada uno con una diferencia de dos puntos como mínimo. En caso de empate, el tercer set se juega a quince puntos con diferencia de dos como mínimo. De cualquier forma el sistema de competición para los sets varía dependiendo de la finalidad que le queramos dar al juego siendo buena cualquier fórmula propuesta.

Respecto a la técnica del Voley-playa, lo básico es saber cómo golpear la pelota:

  • Con las yemas de los dedos para colocarla y pasársela a un compañero.
  • Con las manos una sobre otra y los dedos pulgares juntos para recibir un saque.
  • Con la base de la palma de la mano para sacar o hacer mates.
  • Espera siempre la pelota con las piernas abiertas y flexionadas, y mírala siempre cuando vayas a golpearla.

No olvides nunca que este deporte se practica en la playa y que su carácter lúdico hace de la distracción un peligro, olvidándonos de las precauciones que debemos tomar cuando estamos durante tiempo prolongado al sol.

Como norma no debes olvidarte la protección del cuerpo mediante protectores solares, ni de la cabeza mediante gorras u otras prendas, así como el uso de gafas de sol para proteger los ojos. Bebe agua continuamente para hidratarte.

¡ Ponte ya en forma disfrutando del verano !



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *