¿Buscas información sobre Para recuperarse antes, lo mejor es seguir las indicaciones del médico? Aquí tienes la respuesta.

Para recuperarse antes, lo mejor es seguir las indicaciones del médico

Aunque hay muchas medidas de seguridad en la actualidad, es imposible evitar hacerse daño en algún momento; caerse por las escaleras por un descuido, tropezarse mientras se camina o chocarse contra algo… En muchas ocasiones lo peor que pasa es que sufre un poco de dolor en la zona del golpe, pero, ¿y en los casos más graves? Romperse un brazo, la pierna o que se haya roto la cadera.

Para recuperarse antes, lo mejor es seguir las indicaciones del médico

En estos casos, hay un proceso de recuperación muy largo y lento, y no todo el mundo tiene la paciencia suficiente para aguantarlo. El médico establece unas pautas durante el proceso de recuperación que hay que seguir, sobre todo si se quiere volver a estar en buena forma según vaya recuperándose, y por eso es muy importante hacerle casos cuando aconseja:

  • Reposo: Muchas personas son muy hiperactivas y son incapaces de estarse quitas por más de dos minutos. Pero si se ha roto una pierna o la cadera, tiene que guardar cama hasta que empiece a regenerarse, lo que es un proceso muy lento. Durante el tiempo de reposo es bueno buscar formas de entretenerse, para olvidarse del dolor, tales como leer, dibujar o escribir la experiencia.
  • Tomar correctamente la medicación: Por mucho dolor que se sienta, hay que tener mucho cuidado al tomarse la medicación. El médico receta un medicamente principal y puede dar el consejo de utilizar otros de forma periódica a lo largo del día para que ayuden a reducir un poco el dolor. Pero no hay que abusar de ella. Siempre se ha de tomar la cantidad justa, porque si no se provoca que el cuerpo tenga dependencia de ese medicamento cada vez que se sienta un poco de dolor.
  • Ejercicios: Según se vaya recuperando un poco, es bueno hacer en casa algunos ejercicios que ayuden a recuperar algo de fuerza. Por norma general el médico envía a los pacientes al traumatólogo, pero es bueno que en casa también se hagan algunas flexiones con las piernas en el aire o movimientos suaves con la cadera para recuperarse.
  • Comenzar a andar cuando se encuentre un poco mejor: El gran temor de muchas personas es caminar por culpa del dolor. Aunque este se reduzca, a muchos les da miedo empezar a andar. Pero para ello hay la opción de utilizar instrumentos ortopédicos, como unas muletas o un andador. Algo muy fácil hoy en día, puesto que se pueden comprar muletas baratas o alquilarlas por un determinado periodo de tiempo y después devolverlo. Esto ayuda a ganar seguridad y a recuperar fuerza en el cuerpo.

Siguiendo estos cuatro consejos que dará el médico, la recuperación no será tan pesada. Todo lo que hace falta es fuerza de voluntad. Pero, ¿y en el caso de que no se escuche sus consejos? Pues el proceso de recuperación será mucho más lento y es posible la sensación de dolor aumente en la escala y sea mucho peor.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *