¿Buscas información sobre La buena alimentación, fundamental para el entrenamiento? Aquí tienes la respuesta.

La buena alimentación, fundamental para el entrenamiento

Tanto si se realiza un entrenamiento para querer estar en forma, o simplemente para reducir peso, la alimentación juega un papel muy importante.

No se puede comer cualquier cosa a lo largo del día, ya que al realizar una actividad física el cuerpo necesita la energía suficiente para realizar el ejercicio físico sin sentirse muy cansado y pesado. Para evitarlo, tu cuerpo necesita recibir los carbohidratos necesarios para convertirlos en energía, y así no te canses enseguida durante el ejercicio.

Lo ideal es que repartas bien los alimentos que vas a comer según la comida:

  • Desayuno: Algunos dicen que para los que entrenan un desayuno cargado es lo mejor. Pero eso no es más que un rumor sin fundamento. En realidad, la primera comida del día debe ser algo sencillo como una pieza de fruta o un batido. O bien comenzar con una tostada con algo de companaje y un zumo. Luego, una hora más tarde es posible que se sienta hambre, por lo que podría tomar lo que mucho consideran “segundo desayuno”. En este caso, lo mejor es tomar un poco de arroz con dos huevos crudos, sino te gusta puedes freírlos pero muy poco, o una alepa con queso y los huevos.
  • Almuerzo: Si has tomado un segundo desayuno es poco probable que a la hora del almuerzo tengas hambre. Pero si es el caso, necesitas algo que te elimine un poco el apetito, para lo que deberías tomarte una barrita o un delicioso Actimel que aporte energía a tu organismo.
  • Comida: Lo ideal a la hora de la comida, sobre todo si después de comer vas a entrenar, es que tomes un alimento con mucho carbohidrato, como son el arroz o los espaguetis (unos 60 gr. más o menos de cualquiera de los dos), acompañados de un alimento con muchas proteínas como la carne de pollo o el salmón. Esto aportará una buena dosis de energía para el cuerpo.
  • Merienda: ¿Sientes hambre a la hora de la merienda y no quieres tener que picotear bollería? No es malo de vez en cuando, pero un buen entrenamiento requiere de una buena alimentación, así que en este caso deberías tomarte un yogurt, sin nada más, para matar el apetito.
  • Cena: Lo mejor para la última comida del día es dejar platos ligeros, ya que a lo largo del día lo que has comido te habrá satisfecho de tal manera que es posible que tengas poco apetito. Las verduras, como ensaladas, son mejores tomarlas por la noche. En el caso de querer comer carne, tiene que ser algo ligero como la de pollo o un filete de merluza si se quiere comer pescado.
  • Agua durante el día: La hidratación es una parte muy importante durante el entrenamiento. El cuerpo tiene que estar durante todo el día bien hidratado. Al día, como mínimo, debes beber dos litros de agua al día. Y mientras haces ejercicio, bebe pequeños tragos de agua en intervalos de 15 minutos.

Aparte de realizarte un calendario de comidas mientras estás entrenando, también es importante tener en cuenta lo que vayas a comer antes y después de entrenar. Si vas a entrenar y sientes hambre, suprímela bebiendo agua o algún jugo de frutas, mucho mejor si lo has hecho casero. Cuando hayas terminado, tu cuerpo necesitará hidratarse, por lo que la mejor opción siempre será comer un poco de sandía o tomar algún jugo de frutas que te hidrate el organismo.

Para un buen resultado de tu entrenamiento teniendo un control exhaustivo de tu alimentación, debes controlar las calorías. Necesitarás como mínimo 2.000 calorías diarias para tener energía suficiente para el entrenamiento, por lo que reparte las comidas en base a su contenido calórico.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *