¿Buscas información sobre Ejercicios de balanceo de Pilates? Aquí tienes la respuesta.

Ejercicios de balanceo de Pilates

ejercicios de balanceoLos ejercicios de balanceo o pilates rocking son un estiramiento divertido de los abdominales, pectorales y muslos.

Balancearse como una mecedora te ayudará a potenciar la parte posterior del tronco y alargar la parte anterior, pero ¡OJO!, es un ejercicio avanzado muy duro y peligroso si existe lesión.

El Rocking o el Balanceo, es el 6º ejercicio de nivel avanzado que incluimos en el protocolo del Método Pilates, lo realizamos después del cangrejo (crab) y antes de control balance o control del equilibrio (próximo ejercicio que incluiremos). Siendo el ejercicio nº 35 de los 37 que se compone el Método en suelo o colchoneta.

Es un ejercicio de pilates con muchos beneficios para nuestro cuerpo, como la flexibilización de la musculatura anterior del cuerpo y la potenciación de la musculatura posterior, con el que conseguimos alargar los músculos flexores de cadera, extensores de rodilla, abdominal y anteriores del tronco, así como potenciar la musculatura extensora de la columna, estabilizadora escapular y posterior del brazo, además de trabajar el equilibrio desde el centro abdominal y divertirse.

Los ejercicios de balanceo del método pilates son un excelente estiramiento.

Empezaremos tumbados baca abajo sujetando el dorso de los pies (empeines), con las rodillas juntas y la frente apoyada o ligeramente elevada pero en línea con la espalda. Levantaremos el tronco y los muslos como dibujando una C mayúscula hacia arriba y desde la contracción profunda del abdomen rodaremos hacia delante y hacia atrás todo lo posible, manteniendo el alineamiento en la espalda.

Respiración: inspirar al balancearse hacia delante y espirar al balancearse hacia atrás.

Repeticiones: 5, elevando todo lo posible los muslos al ir delante y subiendo el pecho cuanto podamos al ir atrás.

Recomendaciones para realizar los ejercicos de balanceo:

  • Las piernas hacen una fuerza hacia atrás como para estirarlas y hacia delante el pecho.
  • El abdomen siempre dentro y arriba y los hombros abiertos y separados del cuello.
  • Mantener las piernas lo más juntas posibles abrazando la línea media y los glúteos bien activos para favorecer el alargamiento (y no arqueo) lumbar.
  • Evitar el impulso con la cabeza, manteniéndola en línea con la espalda en todo momento, la mirada sigue el movimiento.
  • Rodar como una cuna o balancín o una U sobre su base.
  • Contraindicado para lesiones discales y lesiones de hombro, y precauciones en hiperlordosis lumbar (más aún si hay dolor), lesiones de rodilla o artrosis de cadera.
  • Nunca debe aparecer dolor.

Disfruta de un masaje anterior en tronco y muslo con el balanceo o rocking, ¡pero recuerda que es un ejercicio avanzado, mal hecho te puede hacer daño! Puedes ver más ejercicios en nuestra sección de ejercicio.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *