¿Buscas información sobre Cómo tener un abdomen plano? Aquí tienes la respuesta.

Cómo tener un abdomen plano

como tener un abdomen planoSi te preguntas cómo tener un abdomen plano debes saber que además de realizar ejercicios para adelgazar  y rutinas de entrenamiento, la correcta colocación de la caja torácica es el primer paso para reducir volumen de nuestra cintura. Aquí te explicaremos cómo conseguirlo.

Los ejercicios de concienciación y fortalecimiento del centro abdominal son importantes para notar la musculatura que sujeta nuestra columna.

De esta manera nos es más sencillo su ejercitamiento e integración en nuestros movimientos cotidianos. Por eso es recomendable dedicarle algunos minutos antes de las sesiones de pilates e incluso en casa para descomprimir la tensión de la zona baja de la espalda.

Para notar totalmente la contracción del transverso abdominal hay que realizar correctamente la respiración, esto lo conseguiremos con ejercicios de pilates como el Side bend o el Balanceo, y nos ayudará a recolocar el diafragma y a tener un abdomen plano:

Tumbados boca arriba con las manos en las costillas laterales vamos a inspirar hacia las palmas de las manos y vamos a espirar acompañando el cierre de las costillas con las manos. Notar el movimiento costal como un fuelle (es interesante ver si ambas hemicúpulas costales ventilan igual y si no es así usar la resistencia de las manos para forzar más el movimiento costal en el lado que ventila menos).

Acompañar la espiración con la contracción abdominal profunda empujando el ombligo hacia dentro y hacia arriba (cuando esta contracción está controlada intentaremos mantenerla en la mayor medida posible durante la inspiración). Esta técnica es similar a la de los abdominales hipopresivos.
Este sencillo ejercicio respiratorio tiene muchos beneficios, destacar:

  1. Oxigenación completa de los pulmones, depuración de la sangre.
  2. Movilización costal en todos los planos, flexibilización dorsal.
  3. Tonificación abdominal profunda, descompresión lumbar.

Podemos acompañar esta respiración y contracción abdominal con un suave movimiento de báscula pélvica apoyando y despegando la región lumbar de la colchoneta. Espirando al apoyar y espirando al recuperar la curva natural de la espalda (no despegar las costillas inferiores).

Trabajar las piernas y glúteos ayuda a tener un abdomen plano.

Para finalizar este set de ejercicios para tener un abdomen plano podemos realizar un movimiento de piernas para poner a prueba la estabilización lumbar desde la fuerza abdominal.

En decúbito supino levantar una pierna flexionada a 90º alineando la cadera con la rodilla y la rodilla con el pie, mantener la posición de mesa y bajar el pie a tocar el suelo manteniendo el apoyo de las lumbares y regresar a posición de inicio. Hacer 8-10 repeticiones y cambiar a la otra pierna. Si resulta demasiado sencillo podemos retar a los abdominales empezando con las dos piernas en posición de mesa y alternar la bajada.

Estos ejercicios sobre cómo tener un vientre plano son beneficiosos para todas las edades: para los más jóvenes, como corrección y conciencia corporal, para los mayores como ejercicio abdominal y de colocación de la columna vertebral y para personas con dolencias en la espalda para mejorar la postura. Practícalos todos los días 5 minutos y notarás la diferencia.

Si te ha gustado este artículo sobre cómo tener un abdomen plano tal vez te guste nuestra sección de ejercicios.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *