¿Buscas información sobre Cómo mejorar la postura de la espalda? Aquí tienes la respuesta.

Cómo mejorar la postura de la espalda

Como mejorar la postura de la espaldaLo primero que hay que hacer para aprender cómo mejorar la postura de la espalda es evitar la sobrecarga muscular en cuello y hombros por una mala técnica.

Generalmente para mejorar la postura de la espalda debemos tener en cuenta la posición de los hombros a la hora de mover los brazos.

Una correcta concienciación y colocación de la cintura escapular contribuirá en gran medida a relajar la musculatura cervical y a una correcta tonificación-flexibilización de los brazos y hombros, evitando compensaciones o posiciones forzadas.

Podemos comenzar a concienciar la cintura escapular movilizando los omóplatos-hombro tumbados boca arriba con los brazos estirados a los lados del cuerpo:

  1. Levantar los brazos del suelo 2 centímetros aproximadamente, encogerse de hombros y alejarlos de la cabeza. La posición ideal será la de los hombros lejos de la cabeza ( sin forzar ) abriéndolos ligeramente hacia los lados.
  2. Levantar los brazos paralelos al ancho de los hombros, llevar las manos hacia el techo despegando los omóplatos del suelo y dejarlos caer a su posición inicial. Lo ideal será quedar con los omóplatos completamente apoyados en la colchoneta, vigilar que no se despegan las costillas.

Cómo mejorar la postura de la espalda encajando los hombros.

La posición del gato es uno de los ejercicios más sencillo que nos ayudará a “encajar” de forma natural los hombros antes de practicar cualquier actividad cotidiana tales como trabajar sentado o cargar pesos, dos de las causas más comunes de malas posturas de la espalda.

Una vez tengamos los hombros en posición ideal podemos hacer alguno de los siguientes ejercicio para poner a prueba la estabilización escapular y mejorar la postura de la espalda:

  1. Aperturas en cruz.
  2. Subir los brazos hacia la cabeza y hacia los pies.
  3. Círculos con los brazos en ambos sentidos.

Realizar 10 repeticiones de cada uno.

En bipedestación con la manos en una pared a la altura de los hombros, pies separados al ancho de las caderas (también puede hacerse con las piernas juntas apretando línea media y glúteos pero esto requiere más equilibrio).

  1. Empujar la pared separando los omóplatos y acercar el pecho juntándolos en medio de la espalda, hacer 7-8 repeticiones para notar el movimiento completo y quedarse en la mitad de recorrido.
  2. Desde la posición intermedia del ejercicio anterior acercar y alejar los hombros de la cabeza haciendo énfasis al bajar los hombros y quedarse en esa posición.
  3. Una vez localizada la posición flexionar los codos, acercar el cuerpo hacia la pared y alejarse manteniendo constantemente la colocación de los hombros. También con las piernas juntas y de puntillas.

Realizar 6-8 flexiones.

Si te ha gustado este artículo de cómo mejorar la postura de la espalda te recomendamos que visites nuestra sección de ejercicios.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *